LENTE ESCLERAL PROTÉSICA

Resumen

Paciente de 51 años con doble transplante de córnea en ojo derecho. Primer transplante en 1992, no logró visión. Segundo transplante fines de 1992. Pérdida total de visión. Córnea leucomatosa. Luego de un año el tejijdo corneal sufrió de una considerable deformación y la córnea se volvió totalmente leucomatosa e irregular, con el globo ocular protuberante hacia abajo (keratoglobo). Médico le indica evisceración de su globo ocular. Ante la negativa de la paciente de perder su globo ocular consulta un especialista en órbita, quien la deriva a mi centro. La paciente tenía una profunda depresión. Debido a lo irregular y deformada que estaba su córnea no se podía adaptar ninguna prótesis ocular, ni lentes protésicos blandos. Decidí probar con lente escleral. En la primer prueba la condición general de su córnea mejoró considerablemente, permitiendo un buen flujo de lágrima entre la córnea y la lente. Controlé nuevamente si había algún tipo de visión o luz y no lo había. Decidí usar un lente con doble flap para obtener un mejor aterrizaje sobre esclera y mejor fluido lagrimal. Adapté lente escleral al cual le adherí en la cara posterior un lente blando con pupila e iris pintado a mano color brown, que quedó casi igual que su ojo sano. El lente quedó estabilizado y la paciente muy cómoda, con un tiempo de uso 8 horas diarias. El cambio en su estética y la comodidad hizo que su vida cambiara absolutamente. Salió de su depresión, inició su propia actividad comercial y inició una carrera universitaria.

(photo 1) Cornea isoftálmica con doble transplante de cornea

(photo 2) Cornea irregular protuberante vista de frente

(photo 3) Imagen de lente protésica con fluroceina.

Vista interior lente protésica con lente blando con pupila e iris pintado a mano.

Vista de frente de lente protésica escleral

Lente protésica escleral terminada.

(photo 6) Adaptación de lente escleral protésica, mejorando la cornea protuberante y la estética.

Resultado final