Prótesis oculares

¿Que son las prótesis oculares?

Son reemplazos del globo ocular hechos con un polímero derivado del acrílico, con el iris coloreado buscando la mayor similitud posible con el ojo sano.

Las prótesis oculares, a diferencia de las cascarillas esclerales, tienen más de 3 milímetros de espesor corneal. En general, una prótesis ocular a medida debe ser adaptada luego de que el oftalmólogo realiza una cirugía denominada enucleación o una cirugía denominada evisceración.

La enucleación consiste en la remoción del globo ocular. Generalmente se coloca un implante ocular para obtener un adecuado volumen y movilidad.

La otra técnica quirúrgica denominada evisceración, consiste en la extracción del contenido del globo ocular (iris, humor vitreo), manteniendo la esclera y en algunos casos la cornea. En este tipo de cirugías no se realiza el corte del nervio óptico y también se coloca un implante ocular para mantener adecuado volumen y movilidad.

Generalmente, luego de la cirugía ocular, el doctor colocará una lente denominada conformador ocular transparente que ayudará a conformar los fondos de saco y facilitará una rápida cicatrización. En ambas técnicas quirúrgicas se recomienda un tiempo post-operatorio de entre 5 y 6 semanas antes de comenzar la adaptación de la prótesis ocular, para permitir una correcta cicatrización de los tejidos. En este lapso, si el paciente lo requiere, es posible colocar una prótesis provisoria para obtener una estética razonable, antes de adaptar la prótesis definitiva a medida pintada a mano delante del paciente.

En la adaptación de cada prótesis ocular, realizamos un dedicado trabajo artesanal para alcanzar la simetría palpebral, y optimizar la estética final considerando los contornos y pliegues palpebrales. En la parte interna, la prótesis “copia” el contorno del implante ocular, maximizando así la movilidad de la prótesis ocular y optimizando el confort de uso.

Por su parte el color también es trabajado artesanalmente, copiando los detalles de cada parte del ojo: la corona pupilar, el estroma y el limbo. Cada paciente es capacitado para que pueda fácilmente colocar y sacar su prótesis y saber cómo realizar el cuidado y limpieza de la misma.

Preguntas frecuentes

1¿Duelen?
El uso de la prótesis es indoloro, solo puede haber alguna molestia en el comienzo de la adaptación para un usuario nuevo, que se supera en cuanto se logra un acostumbramiento a la presencia de la prótesis en la cavidad orbital
2¿Quedan del mismo color?
Se pintan artesanalmente, tomando como referencia el otro ojo, buscando la mayor similitud posible, es imposible que sea idéntico pero tendrá un gran parecido al iris del ojo sano.
3¿Va a tener movimiento?
EL movimiento va a depender de la cavidad y su forma, no puede quedar estática, en ocasiones se logran movimientos parciales y en otros casos tiene un movimiento similar al del ojo sano.
4¿La tengo que lavar?
La prótesis se debe desinfectar e higienizar a diario.
5¿Se saca diariamente?
El régimen de uso se acordará entre el usuario, el oftalmólogo y nosotros.
6¿Cada cuánto se cambia?
El recambio depende mucho de la edad del paciente y su crecimiento y del buen o mal trato que le dispense a su prótesis.
7¿De qué material está hecho?
El material es un polímero, de alta densidad, muy liviano y resistente
8¿Se rompe?
Es muy raro que se rompa.

Prótesis a medida

Este tipo de prótesis es la que fabricamos habitualmente, en las cuales se busca reproducir las dimensiones de la órbita, imitar el color y el tramado del iris del ojo sano, el tono de la conjuntiva y la disposición de las venas, intentando darle la mayor similitud posible con el ojo.

Prótesis estándar

Éstas, son prótesis pre armadas, cuyo color y forma no van a ser perfectas para el paciente, pero se pueden utilizar ocasionalmente para: disminuir costos, para tener una prótesis de repuesto ante un percance con la original, o también suelen ser solicitadas por centros de atención (como la penitenciaría) para aquellos pacientes que no puedan acercarse a nuestros gabinetes.

Cascarillas

Las cascarillas tienen todas las características de una prótesis a medida; en cuanto a su búsqueda de reproducir lo mejor posible las características del ojo sano, pero son mucho más delgadas. Se utilizan en aquellos casos donde aún queda globo ocular en la cavidad, ya sin función visual y disminuido en tamaño.

Conformadores

Cuando se inicia la adaptación de una prótesis, si el paciente ha perdido de manera parcial el volumen de su cavidad ocular, pueden adaptarse sucesivamente conformadores de mayor tamaño cada vez, a fin de recomponer el espacio adecuado y lograr la adaptación definitiva.